domingo, 27 de diciembre de 2015

Un nuevo modelo económico y social. Aplicación a Fuerteventura



I. Antecedentes. Situación actual de Fuerteventura.

- Situación general de Fuerteventura

Si la situación económica y social en la que está inmersa la totalidad del estado español es desoladora, en Fuerteventura, se eleva a máximos insostenibles con una tasa de desempleo del 32,13% según la EPA del 4º trimestre de 2014 que es de las más altas de España. Los problemas sociales que conlleva, tales como las ejecuciones hipotecarias, personas en pobreza, etc. igualmente alcanzan las mayores cotas del Estado.

La administración insular, que cuenta con medios suficientes para paliar esta situación, hasta ahora se ha centrado en políticas neoliberales de construcción de grandes infraestructuras que se han demostrado inútiles tanto para la reactivación económica, como para mantener mínimamente los derechos básicos de la ciudadanía. Infraestructuras que han beneficiado únicamente a unas pocas grandes contratas y que, además, lastran el presupuesto insular en cuanto a su mantenimiento y conservación.

- Los derechos básicos no se cumplen en Fuerteventura
Los pilares de cualquier estado moderno, y que están recogidos en nuestra propia constitución, como son la Participación Ciudadana (art.23 CE), Educación (art.27 CE), Salud y fomento del deporte (art. 43 CE), Medioambiente y uso racional de los recursos (art.45 CE) y la Vivienda (art.47 CE), en el ámbito insular la realidad es demoledora. Pero nosotros soñamos con una isla en la que los derechos se cumplan. Sólo los sueños que se sueñan son los que se cumplen.

El artículo 35 de la constitución española indica expresamente el derecho al trabajo. Por otra parte, el artículo 40 da el mandato, y por tanto de obligado cumplimiento para los representantes de la ciudadanía, sin especificar el ámbito, que se debe promocionar el progreso social y económico, de manera especial al pleno empleo. Es por lo que este Cabildo tiene la obligación legal que emana de la propia constitución de tomar las medidas necesarias para su cumplimiento.

Sabemos que Sí se puede conseguir, pero el camino debe ser otro al seguido hasta ahora: Con las mismas medidas obtendremos los mismos resultados


II. Nuevo modelo

Dentro de las políticas socialdemócratas y siguiendo las corrientes Neokeyneisanas de actuación contracíclica en el mercado todos los partidos entienden que el Estado debe actuar contra la crisis y el consecuente desempleo existente: La administración tiene el deber social de actuar para corregir esta situación. Si bien hasta hace pocos años las inversiones iban focalizadas en generar las necesarias infraestructuras para el mantenimiento y crecimiento de la economía, la realidad, especialmente en España, ha sido que no solo no han servido para generar empleo estable a largo plazo, sino que han sido la base de la corrupción y, además han lastrado a las administraciones en el mantenimiento de unas infraestructuras bien inútiles, bien completamente sobredimensionadas.

Es por ello que coincidimos con los demás partidos políticos en cuanto a la necesidad que el estado y sus administraciones inviertan para mejorar el empleo, pero discrepamos sobre el cómo. Entendemos que debe hacerse bajo unos ejes completamente diferentes: El objetivo deben ser las personas y los protagonistas deben los pequeños empresarios, especialmente emprendedores. Los sectores sobre los que actuar deben ser aquellos que permitan una economía acorde con el medioambiente y no un crecimiento como objetivo per se. Dentro de estos ejes entendemos que la administración, y así lo han declarado de manera continua las asociaciones de empresarios, debe urgentemente simplificar los trámites burocráticos.

No obstante, hay infraestructuras que, dado su volumen de inversión y gestión, evidentemente deben ser públicas. En este sentido nos ceñimos a los problemas concretos y bien definidos de Fuerteventura, como son la soberanía hídrica, la soberanía alimentaria y el apoyo a las exportaciones


III. Propuesta: Las inversiones deben tener como eje central las necesidades de las personas

III.1.- La participación ciudadana como premisa básica.

El verbo participar proviene de su raíz latina pars-partis que significa dar parte, comunicar, hacer parte de un todo, convirtiéndose en un componente esencial de la democracia.
Se pueden distinguir diferentes formas de participación: social-comunitaria, ciudadana y política. Los conceptos de participación política, social y ciudadana se interrelacionan entre sí, si bien son claramente diferenciables. Por un lado, la participación política es la consagrada por las constituciones modernas como el derecho político del ciudadano cuya finalidad principal es la del sufragio activo y pasivo, principio fundamental de las democracias participativas. La participación social y la comunitaria son aquellos movimientos o iniciativas sociales en que un grupo de personas tratan de influir en la toma de decisiones de una comunidad. Finalmente, el concepto de participación ciudadana de inicios del siglo XXI, es el asociado con el derecho de la ciudadanía a participar activamente en la elaboración de políticas públicas, como complemento a la participación política.
Centrándonos en la participación ciudadana, este concepto se encuentra íntimamente relacionado con la democracia participativa. El objetivo de ésta es la integración de todos los sectores de la sociedad (entidades territoriales, ciudadanos, organizaciones y entidades, expertos,…) en los procesos de toma de decisión. Se basa en las ideas, principios y valores de la democracia como participación, considerándose que otorga un valor añadido a la política contribuyendo al buen gobierno.

Quién mejor conoce la realidad es la gente: Los ciudadanos, consumidores, sindicatos y empresarios que todas las mañanas abre su empresa. La participación ciudadana está recogida en nuestra carta magna (artículos 9.2 y 129.1) y desarrollada en la Ley 57/2003. de 16 de diciembre, de medidas para la modernización del gobierno local y cuyos objetivos deben ser:
  • Crear nuevas relaciones entre Ayuntamientos y Cabildos y sus ciudadanos a través de la valoración de las necesidades locales.
  • Integrar dichas necesidades en el proceso de toma de decisiones y
  • Desarrollar mecanismos de participación que envuelvan a aquellos que se ven afectados por las decisiones tomadas por dichas entidades.
Se trata de cambiar la mentalidad y pasar de Ayuntamientos/Cabildos  que escuchan a los ciudadanos por ciudadanos que controlan y participan en las decisiones de los Ayuntamientos/Cabildos. Esto es, pasar de ser ciudadanos pasivos a ser ciudadanos activos.


III.2.- Protagonistas del modelo

En economía de mercado libre, hay dos tipos de empresas: El empresario capitalista que, en base a su inversión en capital espera obtener un rendimiento por el uso y consecuente riesgo del mismo y el empresario emprendedor. El primero no toca el producto: No participa del proceso productivo mas que en su representación en la propiedad, generalmente consejo de administración. El segundo, el emprendedor, arriesga además de su capital, su tiempo y esfuerzo y, por desgracia, sus bienes presentes y futuros. En general el primero es una gran empresa y el segundo una PYME.

La manera de articular estas políticas de generación del empleo, entendemos deben tener como protagonista a la PYME. Proponemos, muchos pequeños proyectos de emprendedores en los que con una pequeña generación por cada uno, en general inferior a los 10 puestos de trabajo, creen un tejido empresarial diversificado y fuerte. Es lo que entendemos “democratizar la economía”: Frente dos grandes empresarios, cientos.

Por ello, el empleo a generar debe ser digno. No podemos caer en lo que se denomina “modelo chino” en el que los necesarios beneficios de las empresas provengan de unos salarios y condiciones laborales míseros.

Todo ello para que se genere empleo medioambientalmente sostenible, con un sueldo decente y unas condiciones dignas: Gobernamos para la gente, no para las grandes empresas: La economía debe estar al servicio de las personas

III.3.- Sectores Objetivo
 
Es evidente que se busca la creación de empleo neto, dentro del cumplimiento de las premisas básicas indicadas anteriormente. Por otra parte, la realización de grandes infraestructuras, tales como el Palacio de Congresos, el Parque Tecnológico y no hablemos del ya inexistente proyecto de Tindaya son, cuando no una fuente de corrupción, de mero despilfarro de los recursos económicos. Es por ello que resumimos en éstos, los ámbitos de actuación propuestos:
  • Garantizar los derechos básico
  • Soberanía hídrica
  • Soberanía alimentaria
  • Enfoque exportador directo
  • Modelo Turismo
  • Medioambientalmente sostenible
  • Energías alternativas
  • Innovador.
  • Investigación
III.4.- Desarrollo de medidas y acuerdos de colaboración entre instituciones. y apoyo al emprendedor

Dado que es en la PYME en la que se debe basar el apoyo, es evidente que serán decenas los proyectos a recibir, evaluar y tramitar las ayudas, incluida la financiación y necesitarán de apoyo en la difusión y tramitación de los mismos. Debemos destacar que actualmente existe una diversidad de normas y programas de apoyo a la PYME que tanto el actual, como los anteriores gobiernos nacionales y autonómicos han desarrollado. Sin embargo es evidente que no funcionan. De un somero análisis de las mismas nos encontramos que el principal escollo al que se enfrentan es la dificultad técnica para la solicitud y justificación, así como el desconocimiento de estas líneas de ayuda. 
La propuesta se desarrolla mediante los siguientes ejes:
1.- Apoyo financiero a través de subvención directa por creación de empleo mediante convenios
2.- Apoyo en conocimiento mediante convenio con los organismos existentes según su ámbito de actuación: Instituto Español de Comercio Exterior (ICEX), Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE), Instituto para la Calidad Turística Española ( ICTE), etc.  y en colaboración con las asociaciones empresariales y administraciones locales.
3.- Creación de una oficina de ayuda al emprendedor que le apoye física y realmente en la tramitación de las ayudas, con especial hincapié en la tramitación de subvenciones de fondos europeos. En este sentido, creemos una buena medida, que aplaudimos desde este grupo político, que el Cabildo de Fuerteventura cree una oficina para la tramitación de las ayudas para energías limpias a los ciudadanos en general. De Manera similar uno de los puntos de nuestra propuesta se basa en una oficina parecida para la tramitación de los proyectos de emprendedores. A modo de Project manager o, en la figura que ya existe en España y está más que afianzada y definida de Agente de Desarrollo Local, gestionen de manera íntegra todas las tramitaciones de cada emprendedor: Desde los permisos municipales, hasta la financiación pública y, muy especialmente las subvenciones que existen y que no se acogen nuestros empresarios por la dificultad añadida.


III.5.- Medidas concretas

Por lo anteriormente expuesto, y con independencia de su desarrollo presupuestario plurianual, es necesario que se inviertan en infraestructuras según los siguientes ejes:

1.- Garantizar los derechos básicos de la ciudadanía: Para que se doten las infraestructuras necesarias y para que los pilares básicos de la sociedad, y lo que entendemos por Justicia Social, esto es el empleo, la sanidad, la educación, la vivienda, se inviertan dónde y en quiénes más lo necesiten: 
  • En vivienda, con la Creación de la Oficina Antidesahucios y alquiler social.
  • En Formación: Para un empleo decente y garantizar un futuro de los sectores actuales como la hostelería y primario, creación de un hotel escuela (tal y como está indicado en la cesión de terrenos del Parador Nacional de Playa Blanca), así como de una Escuela de Capacitación Ganadera y Agrícola.
  • En Sanidad: Inversiones en el sistema sanitario majorero tanto en infraestructuras de centros asistenciales de atención primaria y especializada (como por ejemplo de salud mental), así como de medios móviles, especialmente ambulancias medicalizadas en el sur de la isla.
2.- Soberanía hídrica: Para realizar la desalación del agua marina apta para consumo humano en abasto y agrícola y ganadera, mediante energías no contaminantes, así como la construcción de depósitos y redes de distribución que permita que el abastecimiento del 100% del agua necesaria se realice sin depender de fuentes de energía no renovables. Las necesarias a realizar por el Consorcio de Abastecimiento de Aguas de Fuerteventura para alcanzar la ansiada soberanía hídrica, tanto en la energía para la desalación mediante aerogeneradores no conectados a la red eléctrica, como la red de almacenamiento y distribución que permita el completo suministro de agua potable para consumo humano y agrícola-ganadero 100% proveniente de energías renovables. Como veremos esta medida apoya a otra básica, como es la soberanía alimentaria

3.- Soberanía alimentaria: Por otra parte, nuestro sector primario cuenta con unos productos de reconocido prestigio, incluso mundial pero, ni siquiera, en su globalidad puede abastecer la demanda interna. No es que sea el objetivo la autarquía, sino que las exportaciones de este sector superen en importe a las importaciones, especialmente en productos frescos y en los de mayor valor añadido. Este sector, además, puede ser la base de una incipiente industria.
Además del suministro de agua para agricultura y ganadería contemplada en el punto anterior, es necesario que se hagan las inversiones para en las infraestructuras necesarias para la comercialización de carne y productos lácteos, de origen caprino.

4.- Exportación neta. En relación con el sector primario, también es necesario incidir en que es el Cabildo Insular el que debe liderar la comercialización de nuestros productos de reconocido prestigio y calidad (Quesos, carne de caprino, aloe, etc.) en Ferias de Alimentación contactando y negociando con los diferentes distribuidores alimentarios.

5.- Innovación: Nuestra gente, nuestros emprendedores innovan pero requieren apoyo para que lleguen al mercado, especialmente los internacionales: Desde los productos lácteos de origen caprino, jamones de pata de cabra, diferentes producciones queseras, etc. Los permisos administrativos, necesarios, pero convertidos en una maraña de trabas burocráticas, el apoyo exportador, la tramitación de las numerosas líneas de subvención, hacen que la administración pública deba apoyar decididamente

6.- La investigación, realizada por organismos públicos, deben ser el comienzo de nuevos procesos y productos que redunden en la mejora de la productividad acorde con el medio ambiente. Ya hemos solicitado y aprobado por este cabildo el desarrollo de la huella genética de la cabra majorera. Como éste, hay multitud de proyectos que se pueden apoyar pero no fructifican por la falta de apoyo institucional.

7.- Medioambiente sostenible: En relación con un uso racional de los recursos naturales y la sostenibilidad de la propia presencia del ser humano en este planeta, debemos enfocar nuestros esfuerzos en conseguir que este empleo se genere de manera vinculada a este fin. Si a esto sumamos la falta de empuje de la administración insular para un reciclado completo en la isla, nos encontramos que este sector, denominamos economía verde, es claramente una fuente de generación de puestos de trabajo.
Para ello es necesario que se fomente a los emprendedores las inversiones en las industrias de reciclado. Además que se realicen las necesarias campañas para fomentar la reutilización de envases y el uso de productos a granel, así como las de reciclado. Por último, que en Fuerteventura se haga el ciclo completo del reciclado, en especial de los de mayor uso y consumo: Orgánica, Vidrio, aceites de cocina, papel y cartones, envases ligeros, etc. En este sentido, es más que necesario que se hagan los estudios para implantar una central de valorización de los residuos no tratables.
Las energías renovables deben estar presentes en los presupuestos del cabildo de manera prioritaria: Además de la soberanía hídrica por medio de aerogeneradores y merecen un plan específico que permita disminuir al mínimo el consumo de los combustibles de origen fósil, en base a la normativa vigente y con independencia de las políticas que desde el estado central y de la comunidad autónoma puedan hacerse.

8.- Construcción de un Puerto comercial en Puerto del Rosario, y dotarlo de las estructuras administrativas, que permita el correcto distribución de las mercancías que entran y que debe exportar nuestra isla. Actualmente se encuentra ahogado con problemas de línea de atraque que lo imposibilitan. 

9.-  Turismo. No olvidamos que el turismo es el actual motor de nuestra economía insular. Sin embargo, el mayor número de visitantes no ha conllevado ni una mejora del empleo ni de las condiciones de los trabajadores, sino todo lo contrario. Debemos apoyar una diversificación del actual modelo de sol y playa con todo incluido. Con oferta a segmentos distintos al actua y con una implicación del sector para con la economía que permite el ejercicio de su actividad. En este sentido ya hemos propugnado el uso de la Responsabilidad Social Corporativa como herramienta de cambio empresarial y el uso de una tasa como medida de política fiscal para alcanzar ese objetivo. 

Es evidente cada eje de actuación requerirá de medidas concretas y que éstas deberán revisarse periódicamente para revisar la eficacia de las mismas. Pero con apoyo institucional para la financiación, el conocimiento, con participación ciudadana y con el ímpetu emprendedor de nuestra gente Sí se puede conseguir. Juntos, Podemos