viernes, 26 de febrero de 2016

El nuevo modelo sindical: De la máquina de escribir al twitter


EL NECESARIO Y URGENTE NUEVO MODELO SINDICAL

Las jornadas "Convenios Colectivos: Recuperando el terreno perdido" organizadas por el Grupo Parlamentario Europeo GUE/NGL (1) han sido, en mi opinión personal, la constatación de la urgente renovación del modelo sindical europeo y muy especialmente el español.

Como era previsible, el acuerdo fue unánime en el diagnóstico:
  • Mismo origen, las políticas neoliberales que, de manera acusada se acentuan con la caída de la URSS encabezadas en Europa por Margaret tathcher y en USA por Ronald Reagan. 
  • Mismas consecuencias: Perdidas de derechos laborales, desempleo, precariedad laboral y, la ultima (y hasta ahora situación desconocida) consecuencia de esta enfermedad: trabajadores pobres. 
Destacar que la última batalla de esta guerra del neoliberalismo es la vuelta de tuerca para eliminar el prinicipio de prevalencia de los convenios colectivos sobre los de empresa,  y así focalizar ésta, en la empresa, la negociación de las condiciones laborales de los y las trabajadoras, tendiendo a la individualidad del trabajador/a la capacidad de negociación de sus condiciones laborales a modo de modelo anglosajón.

Sin embargo, ninguna medicina ha sido efectiva para una urgente recuperación de esta enfermedad que asola Europa. Y así es porque los necesarios cambios normativos están bloqueados  por los gobiernos neoliberales que siguen errando con políticas  que perjudican el estado de bienestar de la ciudadanía que es a quien deberían representar.

Las medidas expuestas, tales como omo la defensa del uso del derecho de la huelga como medida de presión sindical o una mayor coordinación, por ejemplo en la red TUNE (Heinz) o potenciar la transnacionalidad (Javier Orrit) y medidas de reivindicación europeas (Koumbounis)... Aunque positivas son paliativas y no atajan el origen del mal. Se hacen necesarias otras medidas que, para las actuales condiciones político y normativa o, como nos gusta a los economistas ceteris paribus, sean efectivas.

CAMBIO DE MODELO SINDICAL
La vía a seguir, si las organizaciones sindicales quieren recuperar el arraigo popular, es consecuencia de su propia característica social: Si social es el movimiento sindical, es social el apoyo que debe promover y, en este aspecto, se hace patente un cambio de modelo sindical, adelantado por Koumbounis "tiene que entrar en las casas.... para soliviantar a los pueblos para conseguir apoyo popular":
  • Cambio en las estructuras sindicales supraempresariales: Falta más transparencia, código ético, participación, limitación temporal, etc. de los delegados sindicales y puestos de la organización más allá de los representantes sindicales en la empresa.
  • Cambio en el ámbito de representación: Deben defender los derechos de TODOS los trabajadores sin discriminación de su situación laboral (empleados, jubilados, incapacitados, autónomos o asalariados en alta) y que deriven de su condición de persona trabajadora. Es de destacar la cicateria de las propias organizaciones sindicales incluso comentada por la ponente Esther Lynch del problema personal que tuvo para que admitiese su sindicación al ser trabajadora a tiempo parcial!...
  • Seguramente el cambio que acercaría al sindicato la sociedad de la que se arroga como movimiento, como no puede ser de otra forma, es en el canal para la denuncia social. Y es ahora factible y básica a través en las herramientas y canales usados por las redes sociales. Pretender seguir con una máquina de escribir y un llamamiento en la radio es un verdadero anacronismo.
  • Y, por último, el ámbito debe ser el próximo a la ciudadadanía: De lo global a lo local. No puede circunscribirse al Twitter del secretario general nacional de un sindicato quejándose por una norma que perjudique los derechos... No, debe pasarse a la publicación en el muro de Facebook, o red social que utilice, de la delegación LOCAL del sindicato.
El derecho a la huelga es básico, pero la eficacia de su uso actualmente es más débil que menoscabar la reputación de la empresa: ¿Qué es más efectivo de cara al apoyo al trabajador? ¿Que un empleado trabaje horas en un restaurante que no le paga ni cotiza el empresario y decida hacer una huelga? o ¿Que denuncie en los juzgados y se publique en la delegación sindical de ese pueblo o ciudad en las redes sociales, twitter o facebook, este hecho?...

El día que en cada pueblo de España se lea, en cada muro de Facebook o Twitter de las delegaciones sindicales que un vecino ha sido desahuciado por tal banco al estar en desempleo, que cuál Restaurante de nuestra ciudad no han renovado contrato a un enfermo de cáncer o sida, que en esa tienda de ropa en la que solemos comprar se discrimina salarialmente a las trabajadoras... ese día contaremos con el refuerzo de los sindicatos para ganar la guerra al neoliberalismo.


(1) http://www.guengl.eu/news/article/events/collective-agreements-regaining-the-lost-ground-25-02-2016



martes, 23 de febrero de 2016

Insumisión Fiscal... 10 años ya!



En enero de 2006 escribí esta reflexión como vía, interior ya que no lo publiqué en ningún medio, de cambio. "Yo soy yo y mis circunstancias" y el hecho de ser asesor fiscal conlleva que las soluciones a problemas de otros ámbitos, tiendan a ser tributarias. Nos aferramos a lo que conocemos! Si hubiese sido politólogo hubiese propugnado la creación de un partido político de cambio....
Aquí lo publico ahora sin cambiar una coma, con el mismo cariño que ve a un hijo, aceptando sus defectos y su inocencia:
INSUMISIÓN FISCAL O EL CONTRATO INCUMPLIDO

Desde que la humanidad se ha organizado, ha habido un grupo que gobierna, dirige y organiza. Para poder llevar a cabo estas funciones básicas necesita medios. Así de entre los tributos, son los impuestos los que se utilizan para financiar el sistema. Los demás tributos (tasas y contribuciones especiales), así como las demás ingresos de la administración, al conllevar una contraprestación tendrán una vinculación financiación con la efectiva prestación.

El impuesto, sin embargo, no conlleva contraprestación alguna y, la obligación al pago por el sujeto pasivo nace por un contrato: “Tú, administrado, pagas, porque Yo, Administración te obligo y, a cambio cumplo con las funciones encomendadas”. Esto antiguamente era relación de vasallaje y, actualmente se basa en un sistema legal mucho mas complejo, pero que básicamente nace del concepto de contrato social de Rousseau.

De esta forma este Contrato Social, como cualquier otro pacto entre partes, está sujeto a denuncia. Aunque sin embargo se da la paradoja que, en la actualidad, no exista la posibilidad, por parte de una de las partes (precisamente la más débil) de evitarlo: Yo no te pago porque no quiero tus servicios. Ahora bien ¿cómo denunciar el incumplimiento del contrato por parte del fuerte?: “Yo no te pago porque tú no cumples”. Se argumentará que existe un procedimiento externo al propio sistema que es la posibilidad del ciudadano de elegir a los dirigentes de la administración a través de las elecciones que son presuntamente libres y públicas y periódicas.  La realidad es que, por un lado es sabido que no se cambiará el sistema cambiando simplemente un partido por otro y, por otro lado, que el cambio futuro no exime de la denuncia presente del contrato que entiende incumplido. Así las cosas, sólo un poder, a priori externo al Poder Ejecutivo, es el llamado a derimir esta importante cuestión: El teóricamente independiente Poder Judicial. Ni el Poder legislativo, ni la presión o denuncia en la prensa son los llamados a resolver la cuestión. Los primeros porque el fallo no es estrictamente de una mala normativa, sino por su incumplimiento. El segundo porque no decide estrictamente de manera jurídica hablando.

En este punto debemos indagar la base jurídica para poder denunciar el incumplimiento, por parte del Poder Ejecutivo del Contrato Social que le ha sido encomendado. Una vez que veamos legalmente cómo luchar en este aspecto utilizando las propias normas del sistema, veremos los actos a realizar para poder llevarlo a cabo. En este sentido es de destacar la importancia de, como comúnmente se dice “seguir el procedimiento”. La vía de la lucha armada debemos apartarla, al menos mientras el sistema siga funcionando como tal con los demás poderes tramitando con un mínimo de legalidad y con un procedimiento jurídico ajustado a Derecho.

En el caso español, se está denunciando una creciente falta de ética social que deriva en lo que vengo a denominar en una “argentinización” de la sociedad: Falta de escrúpulos en políticos derivando en casos de corrupción que, aparentemente, sólo son denunciados cuando políticamente interesa; Con una sociedad de la comisión, en la que los directivos de las empresas se mueven en función de las comisiones que personalmente reciban, en vez de los verdaderos intereses de las firmas a las que dirigen, y unos empleados interesados únicamente en su propio beneficio a corto plazo en vez de armonizar sus legítimos intereses con los no menos legítimos de la empresa para la que trabajan, mas exacerbada esta situación en los trabajadores de la función pública.


De esta forma creemos, con una cierta aproximación, que se ha producido un continuado incumplimineto por parte del poder ejecutivo de nuestra propia Crata Magna. En este estado de las cosas el planteamiento mas rápido y certero es indudablemente la insumisión fiscal. Pero no se trata simplemente de dejar de pagar cualquier tributo: No, sólo los impuestos por lo ya comentado de la contraprestación. Además no se puede justificar el incumplimiento y así dejar de pagar, sino que debe consignarse en el Juzgado correspondiente. Y, esto es lo mas importante, debe fundamentarse el incumplimiento de la otra parte: Es necesario defender ante el tribunal competente (entiendo el Tribunal Constitucional) con hechos, la continúa y grave incumplimiento que se ha producido. La vía está abierta: Ahora sólo nos queda crear un foro que aglutine esta fuerza, recabe documentos que soporten los hechos denunciados y un equipo de abogados dispuestos a plantarle cara a la administración

miércoles, 10 de febrero de 2016

Carmena: Entre el cainismo, la polarización y las comparaciones (siempre odiosas)

El tema de debate de esta semana ha sido, por desgracia, la actuación de unos titiriteros en las fiestas de carnaval organizadas por el Ayuntamiento de Madrid: Han corrido ríos de tinta electrónica. Hay opiniones enfrentadas, pero los hechos son incuestionables. Son hechos objetivos que no son susceptibles de interpretación:

La obra no era idónea para niños: Y así lo reconocieron los autores mucho antes de este escándalo (1).
El ayuntamiento es el responsable de éstos, y todos los demás actos que hace con su presupuesto. Manuela Carmena es la alcaldesa de ese ayuntamiento y, por tanto, la persona que debe dar explicaciones sobre éstos y los demás actos que se produzcan en su gestión. Un apunte: El ayuntamiento cuenta con un personal funcionario y laboral de más de 25.000 personas.(2)
La obra era una crítica política que hacía ver la manipulación que se hace contra aquellos que critican el mal gobierno. En este caso usando el terrorismo de ETA, pero no era una exaltación de éste.


A partir de estos HECHOS, y por tanto de manera objetiva, Manuela Carmena, la alcaldesa, hizo una declaración impecable (a mi modo de entender) pidiendo disculpas a los padres, los afectados, por haber proporcionado un espectáculo que no era el idóneo. Y es la declaración que, esto es mi criterio e insisto que es subjetivo, debía hacer la alcaldesa.

La polarización izquierda derecha: Las dos Españas
A partir de aquí, debo mencionar que me parece una crítica demoledora y propia de lo que se ha venido a llamar la caverna mediática: He visto presentadores de noticias en televisión local afirmar, sin ningún tipo de escrúpulo ni  rigor informativo que "ésto forma parte de un plan para acabar con la institución familiar..." Por las redes cientos de trolls y personas reales han ido atacando la gestión de la alcaldesa (y olvidando que esta función se representó anteriormente en un ayuntamiento del PP!). Seguimos sin salir de "las dos Españas". Y la pena es que España es de izquierdas, entendida como de progreso y justicia social aunque "la mitad" nunca votaría a un partido "de izquierdas", quizás porque hasta ahora no había ninguno decente con posibilidades de desarrollar un gobierno.

El cainismo: Muy español!
Simultáneamente a este ataque desde sectores "de la derecha" y su caverna mediática, se ha producido un ataque desde "la izquierda" por no pedir Carmena la libertad de los titiriteros. Mientras, Ada Colau y numerosos dirigentes políticos sí han solicitado la libertad ya que es injusto y es opinión que comparto, que se les aplique la ley atiterrorista. Ello conlleva una mordaza para la representación de artes escénicas lamentables en un país que pretendemos democrático pero.... ninguno de ellas y ellos son la alcaldesa de Madrid...

Las comparaciones, siempre odiosas!:
En estos días precisamente, y en el mismo ámbito municipal, se está celebrando el juicio de "caso Madrid Arena" donde 5 jóvenes morían aplastadas, mientras la alcaldesa anterior estaba en un Spa... Si a eso sumamos que, a nivel nacional, la situación política es de paralización de las intituciones por falta de acuerdo para formar gobierno y con el nuevo escándalo de la corrupción del PP, esta vez en Valencia. Durante este tiempo, la economía axfisia a millones de ciudadanas y ciudadanos... Es evidente que el debate no ha estado dónde debería estar: La caverna mediática y las cabezas de los partidos que la dirigen, especialmente PP, a mi entender, han ganado esta batalla.

Dejen trabajar a Carmena: A todos, esperen que Carmena, al igual que cualquier político en el gobierno, vaya a cometer errores. Los que busquen la perfección, que se hagan creyentes, miren al cielo y esperen el gobierno de Dios. Mientras, pidan responsabillidades y buen gobierno a todos los políticos. A las personas sensatas que se consideran de derechas, les pido que critiquen con conocimiento de causa y no se dejen llevar por la caverna mediática. Y, a las personas que se consideran de izquierda no olviden la importante responsabilidad que está desarrollando para demostrar, no ya que SÍ SE PUEDE gobernar desde el pueblo para el pueblo sino que, por primera vez desde hace muchos años, Podemos hacerlo.

A la publicación de este artículo ya han sido puestos en libertad los dos titiriteros, cosa que me alegra y estoy convencido que ganarán el juicio que se les viene encima. Juicio en el que mediáticamente apoyaré su absolución dada su evidente inocencia y la importancia como ejemplo de lo que no debía haber sido: Un ataque a la libertad de expresión y un juicio mediático amañado con información sesgada con el único fin de desprestigiar la labor que Manuela Carmena y su equipo de gobierno están haciendo en la ciudad de Madrid.

(1) https://www.youtube.com/watch?v=Jpuv6wZ-hnc
(2) http://www-2.munimadrid.es/CSE6/control/mostrarDatos


lunes, 1 de febrero de 2016

NAZIONANISTAS: Nazis y Onanistas. Xenófobos que nada crean

Este lunes, como todos los primeros lunes de cada mes, se van dando pasos para cambiar nuestra sociedad con propuestas en el pleno del Cabildo de Fuerteventura.

En este caso, presentamos mociones para no dejar a ningún majorero/a atrás: Para que a ninguna persona en Fuerteventura se le corte la luz, para que los vecinos de La Caleta no se jueguen la vida para coger una guagua, para que se fiscalicen las aportaciones que reciben los grupos políticos en el Cabildo y, una que tengo especial cariño porque hemos trabajado duro para atajar dos de los principales problemas que nos enfrentamos del sector motor de nuestra isla: La sostenibilidad de la actividad hotelera con una tasa para que se reciclen todos los residuos que generan los hoteles y que, además se obligue a que las condiciones laborales de las y los empleados sean decentes, transformándola en una Tasa social. Y todo ello buscando la mejora de las condiciones de todas y todos,  con independencia de su lugar de nacimiento.

Estas personas que están trabajando, casi todas sin cobrar, son no una, sino la mejor representación de la sociedad majorera que lidera el cambio que necesita nuestra tierra. Recientemente se amplió el Consejo Ciudadano (órgano del partido) y había hombres, mujeres,  homosexuales, gente de otras razas, etc: Gente. Gente corriente que, independientemente del lugar de nacimiento, sexo o condición trabajamos para mejorar Fuerteventura. Hay majorer@s nacidos en Fuerteventura y majorer@s nacidos fuera.

Sin embargo se nos ataca por el origen de algunos compañeros. Y lo hacen presuntos progres y  supuestos nacionalistas con actitudes y comentarios tendenciosos y difamatorios: Callan lo que interesa y falsean la verdad con actitudes xenófobas. De ahí el título de este artículo. Son Nazis por su actitud y onanistas porque no pretenden crear nada. Son nazionanistas.

Se podría contestar que estas personas, ni siquiera son descendientes de Guise o Ayose, sino de otros inmigrantes, algunos reciente e incluso de extranjeros: Ya se sabe cómo el arribismo marca a algunas personas débiles emocionalmente que necesitan reconocimiento público. Se podría alegar que sabemos que el motivo de los ataques de algunos es espurio, a consecuencia de estar destapando las adjudicaciones de las tumbonas de playa a diversas familias que controlan el negocio y la corrupción en el ayuntamiento de La Oliva. Se podría alegar que es majorero el que defiende la isla y que, de políticos nacidos en Fuerteventura que han traicionado a su gente, la lista sería enorme. Se podría explicar que somos la voz y defendemos a nuestros hijos, como en mi caso y el de otros compañeros, descendientes de generaciones de majoreros. Podría decir que he vivido años en Pájara pueblo (“DC”) y esa es la verdadera sociedad majorera: gente que ha pasado hambre, que ha luchado para salir adelante y que recibe a los que hemos llegado más tarde como cualquier otra sociedad agrícola y ganadera pequeña, esto es con esperanza de mejorar. Se podrían alegar tantas cosas, pero desviaríamos la atención de los verdaderos problemas que tiene nuestra sociedad: Abandono de las personas, desempleo, precariedad laboral…

En mi caso, además se me difama con falsedades: Ningún trabajador de mi despacho, única empresa que es mía, ha quedado sin cobrar un euro por salarios ni tengo ninguna empresa en concurso de acreedores: Es la de mi hermano, de la que ni soy dueño ni administrador (soy apoderado como otras 8 personas más), y se solicitó por el empresario que le compró por la crisis y al que se obligó a subrogar los trabajadores: No por la administración por deudas a hacienda o a la seguridad social. Una pelea entre empresarios. Con respecto a la deuda con la seguridad social tiene mojo, ya que me tuve que emigrar, con mi familia (majoreros de nacimiento y de generaciones que se pierden en el tiempo) a Alemania en el 2007 por la corrupción existente en la isla: Me impusieron una sanción y me reclamaron unas cuotas mías (no de trabajadores) por mantener el cartel de un despacho cerrado… Evidentemente gané el contencioso. Un consejo a quién tenga que emigrar: Ni la Justicia, ni la Seguridad Social, ni Hacienda, ni Tráfico... ni ninguna administración servirá el empadronarse en consulado. Aprovecharán para caer como buitres...

Mucho podría hablar de porqué mi hermano tuvo que cerrar su empresa y la relación que todas las adjudicaciones del Gobierno de Canarias (CC y PPSOE) se las daba a una empresa sin experiencia (el caso de la imputación del Ex Director José María Maya quizás haga seguir ese hilo y destapar a algún político majorero...). Mucho podría decir de porqué siendo mi mujer majorera e ingeniero no se le renovó contrato en la administración aduciendo ¡que estaba embarazada!, cuando realmente es porque no firmaba lo que un consejero del cabildo (que después tuvo cáncer de garganta y a buen entendedor…) pretendía favorecer a las empresas amigas. Y, como dice la canción, ¿Dónde estabas entonces cuando tanto te necesité?, ¿Dónde estaban esos adalides del PSOE y nazionanistas para denunciar la corrupción y el despilfarro de los políticos majoreros (eso sí pata negra con pedigrí)?

Alguien mucho mejor que yo, ya lo dijo ante ataques similares:

Su odio, nuestra sonrisa