viernes, 22 de abril de 2016

POLÍTICAS ACTIVAS DE EMPLEO: La cenicienta convertida en empresaria... y con éxito!



Plasmo en este artículo mis reflexiones sobre el tema y recojo aportaciones de diversos compañerxs del Círculo de Podemos Pleno Empleo. Especial agradecimiento a José Carlos Segundo por su energía e ilusión para avanzar en este fundamental asunto, drama en miles de hogares españoles y principal preocupación de la ciudadanía en este país.

Que la tierra no da fruto si no la riega el sudor.
José Hernández


El artículo 35 de la constitución española indica expresamente el derecho al trabajo. Por otra parte, el artículo 40 da el mandato, y por tanto de obligado cumplimiento para los representantes de la ciudadanía, sin especificar el ámbito, que se debe promocionar el progreso social y económico, de manera especial al pleno empleo.



Con independencia de las, no ya importantes, sino además urgentes reformas laborales y tributarias que necesita nuestra economía, las políticas activas de empleo y de orientación y formación laboral deben responder a la siguiente pregunta: ¿Cuál es el centro sobre el que se deben pivotar las actuaciones y focalizar los recursos?



Primera parte: La formación. Necesaria pero no suficiente.


Hasta ahora ha sido el eje de las Políticas Activas de Empleo. Miles de millones de euros en cursos gastados con el objetivo de tener personas formadas para poder conseguir un empleo bajo la premisa: Si nuestra gente está bien formada, podrá conseguir un empleo.


De sentido común es que si se consiguiese, como por arte de magia, que los millones de desempleados y desempleadas tuviesen una cualificación excelente en capacidades que para puestos de trabajo del mercado laboral, ¿Conseguirían un empleo?... es evidente que no: Si no aumenta la demanda de empleo, por mucha cualificación que alcancen las y los desempleados, seguirán siéndolo o, simplemente sustituirán a los trabajadores menos cualificados, sin conseguir un crecimiento neto del empleo. Como cualquier otro mercado, el del trabajo está sujeto a la Ley de la oferta y la demanda, por lo que para absorber este exceso de demanda se debe, ineludiblemente, aumentar la oferta de empleo.


Todo ello sin perjuicio que debe haber políticas de formación de cara a mejorar la cualificación laboral, en especial en sectores emergentes que la formación reglada (universitaria y Formación profesional) no haya adaptado sus planes de estudio y para zonas geográficas que necesitan una recolocación por cierre programado o hundimiento del sector, como por ejemplo zonas de minería del carbón.


Es evidente que la formación es básica para mejorar el empleo y la productividad, especialmente en este último problema, pero sólo como medida complementaria, y no como eje de actuaciones para la creación de empleo.

Por otra parte, el sistema de, con recursos públicos, mejorar la formación a través de empresas privadas, ya hemos visto el resultado (además del lógico de no crear empleo): Corrupción o despilfarro. Cursos “de relleno” sin una programación acorde con las necesidades del mercado laboral únicamente para cobrar las subvenciones las academias, sindicatos y asociaciones empresariales. Cursos en los que muchos alumnos ni iban y se firmaba por ellos y cursos ya, que ni siquiera se dieron, por desgracia ha habido y en un gran porcentaje. Si además estas prácticas han sido habituales, el que es pirata lo es en todo obligando estos empresarios a que los docentes firmasen cobros por encima de los reales… Nada nuevo. Jordi Ébole ya lo explicó muy bien en su programa y, de los juicios por los cursos de formación, se sabe esto y más.

Se hace evidente un cambio de modelo en la formación ocupacional y la vía lógica es que sea pública. Contamos con una red perfectamente organizada y con medios. Contamos con los profesionales que conocen las ofertas y las demandas de empleo, así como las cualificaciones que se piden... El SEPE, Servicio Público de Empleo Estatal y sus correspondientes Servicios de empleo autonómicos. Por otra parte contamos con una infraestructura pública de formación con sus instalacione, personal y organización que únicamente necesita encargarse de esta función formativa: La Formación Profesional. Únicamente habría que dotar de medios al sistema Público en Orientadores Laborales en el SEPE y que pidan a la enseñanza pública la organización de las acciones formativas necesarias. Incluso este sistema serviría de información para que éstas fuesen incluidas en los planes de estudios con posterioridad: Todo público, todo transparente y sin corrupción ni despilfarro. Merece un artículo aparte explicar con detalle todo este proceso del que adelanto el esquema específico para el apoyo del emprendimiento.




Segunda parte: Los actores de esta tragedia que es el desempleo


Debemos preguntarnos quién debe ser el actor principal de esta tragedia. De cualquier manual de Teoría Económica Neoclásica, y de éste tendremos que tener en cuenta la necesaria consideración de la Economía como circular,  tenemos los siguientes:




El estado. Si nuestra economía fuese comunista con una propiedad pública de los medios de producción, se haría que todos los y las desempleadas se pusiesen a trabajar en lo que sea según una planificación : en oficinas o cortando caña de azúcar, con lo que tendriamos una pésima productividad… También podemos aplicar políticas contracíclicas siguiendo a Keynes y hacer grandes infraestructuras para que, en su construcción, se genere empleo. Esto ha servido, y muy bien, en el pasado, pero los tiempos han cambiado (aunque los economistas del PP no se hayan enterado) y España tiene las necesarias, muchas veces hasta sobredimensionadas. Por supuesto que se debe invertir en las infraestructuras, pero sólo las requeridas mediante una planificación realista de las necesidades. Por otra parte este tipo de políticas han sido una fuente de despilfarro y de corrupción, cuando no de financiación ilegal de partidos gobernantes. Inversión pública contracíclica si, pero no en grandes infraestructuras innecesarias.


Los Hogares: O unidades familiares (término macroeconómico que no gusta por la discriminación que supone a las personas que no forman parte de una unidad familiar). Si inyectamos dinero por esta vía, automáticamente crecerá el ahorro, la inversión y el consumo. Magnitudes macroeconómicas básicas para el buen funcionamiento de la economía. Vía consumo, se crearán empresas y puestos de trabajo en las ya existentes, así como mejora de las que estén en crisis. Pero el dinero que se inyecte debe ser propio del estado, sin aumentar la actual deuda: Endeudarse si, pero para las inversiones necesarias. La vía de aumentar la recaudación de las rentas muy altas (y es importante recalcar que hablamos de las empresas que ganan miles de millones de euros) equiparando a niveles de nuestro entorno de la UE, y usarlo (espero que parcialmente) en dotar a los hogares de una Renta Básica Universal es buena solución pero… (como vemos todo tiene un pero) va a ser muy difícil. De hecho sería un logro histórico, pues en los 500 años de historia desde que España es España, NUNCA LOS RICOS HAN APORTADO UN DOBLÓN O UN EURO AL ESTADO. El Duque de Alba, no puso un real para financiar al estado en su mantenimiento ni en sus guerras o conquistas: Siempre fueron los artesanos, campesinos, comerciantes… “el pueblo llano”, como tal, el que sostuvo al estado. Que se consiga, y en un plazo tan corto como una legislatura sería para hacer una estatua ecuestre a Pablo Iglesias…


Sector exterior: No tenemos (afortunadamente?) unos recursos naturales a los que acelerar su agotamiento para poder salir de la crisis: ni hay petróleo ni oro en abundancia para ello. Sin embargo tenemos un sector, el turístico, que tira del carro de la economía. Es además, un sector en crecimiento en su demanda mundial. Tenemos un buen producto: nuestro patrimonio cultural, artístico, natural, etc pero ¿vamos a forzar la marcha normal? ¿Vamos a transformar la milla de oro en costera en los “10Km” de oro?... No es posible forzar el crecimiento del sector, por muy buena base que tenga. Hay competencia de otros destinos y, por desgracia, un aumento repentino de la oferta (y en canarias lo sabemos bien) se traduce en una bajada de precios por un simple ajuste de la Ley de la Oferta y la Demanda…No obstante si que hay oportunidades de negocio, y muy buenas, que debemos, y podemos pues tenemos ya bastantes medios, para acceder a los mercados exteriores, especialmente los BRIC y otros emergentes cuya demanda crece a buen ritmo.


Las empresas. Es el cuarto actor pero debemos distinguir dos tipos: Empresa capitalista en la que el propietario arriesga únicamente capital, pero "no toca el producto”. No participa del proceso, más allá de su silla en una reunión del consejo de administración. Frente a él, está el empresario emprendedor que es un trabajador más y además se juega su propio capital (además presente y futuro). Las primeras son las grandes empresas: tienen recursos pero generan la minoría del empleo y, las segundas tienen problemas de recursos: son las PYMES que generan más del 70% del empleo. Si hay que ayudar a una, es evidente a cuál hay que apoyar.

El apoyar a un grupo que representa, en cuanto a autónomos y empresarios, a millones de personas en este país es una medida no sólo económica, sino de calado político. Pretende que la ciudadanía, dentro del actual sistema capitalista, sea propietaria de los medios de producción a través de aquellos individuos que están dispuestos a aceptar esa tarea: Una medida "puro y duro" socialdemócrata.




Tercera parte. La protagonista de la historia: cenicienta convertida en empresaria


La Pyme es nuestra Cenicienta porque es la que ha sufrido la presión del estado y de competencia desleal de las grandes empresas, especialmente a través del modelo “escopeta nacional”. Trabaja duro en un entorno económico de reducción drástica de demanda, especialmente interior, con multitud de trabas administrativas, muchas veces como barrera de entrada de competencia, en un sector que la administración es uno de los principales clientes y que, continuamente, contrata con empresarios afines…Ello ha originado la ruptura del "ascensor empresarial": nuestras empresas no crecen. Ya en el tramo final, de Medianas a Grandes, queda patente en la afirmación del juez Elpidio "Salvo 2 empresas, todo en el IBEX es franquismo" y no es casualidad... Se hace necesario, por tanto, facilitar el mecanismo de ascensor empresarial y que las empresas sigan su curso desde el proyecto emprendedor hasta las grandes compañías.


Si queremos crear empleo debemos focalizar el apoyo en quién lo crea, y ésta no es sino la PYME. Pero debemos hacerlo estudiando qué hace que fracase y eliminar esos puntos débiles de cualquier proyecto de emprendimiento ya que tampoco podemos, sin más, poner los recursos económicos en sus manos y pretender que el empleo se genere en calidad y se mantenga en el tiempo: Nadie en su sano juicio pretendería hacer repoblación forestal plantando semillas sin las medidas de apoyo para que de ellas surjan los árboles y, con posterioridad sus frutos que, en nuestro caso es el tan ansiado empleo. Por ello, los problemas a los que se enfrentan los emprendedores (que surgen en similar porcentaje que en el resto de la UE) hace que sólo 2 de cada 5 empresas sobreviva en el tiempo, por lo que no podemos empujar  a los emprendedores a una carnicería económica en la que, además de los recursos públicos, acabarán con sus ahorros y esfuerzos. Importante reseñar la necesidad de reforma, entre otras, del estatuto del emprendedor que contemple  la segunda oportunidad y la vinculación patrimonial limitada. 

Del último estudio de la Fundación del BBVA sobre este tema destaco el titular:
"España crea muchas empresas, pero su baja supervivencia y el reducido tamaño medio condiciona la productividad" 
 y su principal conclusión:
"Para asentar el nuevo patrón de crecimiento sobre las mejoras de la productividad, España necesita un tejido empresarial con menos microempresas y más empresas grandes. También se requiere reducir la elevada mortalidad que padecen los nuevos proyectos empresariales en sus primerosaños de vida, sobre todo en las empresas más pequeñas. El 61% de los proyectos de estas empresas no llega a los cinco años." 
y, únicamente añadiría, "... pero para tener ermpresas grandes debemos empezar por las microempresas y tomar las medidas para que éstas crezcan. Debemos conseguir que haya más empresas grandes, si, pero que éstas sean a partir de las PYMES existentes"


Los problemas a los que se enfrentan las PYMES y que necesitan más apoyo, a diferencia de las grandes que cuentan con recursos suficientes, son tres:
  1. Trabas burocráticas,
  2. Dificultades de acceso a financiación
  3. Necesidad de apoyo en entorno empresarial cambiante (TIC, Calidad, normal laborales, etc).
Para ello, se hace necesario un plan de empleo para la gente, que democratice la economía basándose en la que genera empleo, esto es la PYME, que incluya a la mujer, a los jóvenes, a los mayores y a los colectivos en riesgo de exclusión en el ámbito empresarial, que sea innovadora, creando empleos dignos y que sea medioambientalmente sostenible.


Así pues, se puede, mediante participación ciudadana, y en especial con la intervención de los diferentes canalizadores como organizaciones empresariales, sindicatos, universidades, colegios profesionales, etc. se consensúe un Pacto Nacional por la Economía Productiva que se articule en los siguientes ejes de actuación:


  • Apoyo en la formación y transmisión del conocimiento con plan de acciones formativas dentro de la formación pública para desempleados y, para emprendedores, con convenios de colaboración con los Institutos sectoriales existentes en España como ICEX, IDAE, ICTE, etc
  • Implicación de la administración en la creación y buen fin de proyectos de emprendimiento con bancos de proyectos y acompañamiento con personal que tutorice los proyectos, potenciando la figura de los agentes de desarrollo local y simplificando y unificando los trámites para creación de empresas, así como promoviendo las redes empresariales mediante cluster y hubs.
  • Apoyo financiero tanto en la financiación pública para proyectos de creación de empleo, como potenciar el ICO como banca pública y, en general, una cuota de autónomo acorde a sus rendimientos.

Todo ellos con la priorización de sectores básicos como Innovación, economía circular de reciclado y energías limpias, industrial o exportación y con especial incidencia en los colectivos de mayor exclusión en el empleo.

Los importes de las inversiones y el empleo neto generado forman parte, así como otras medidas de apoyo, del documento en elaboración, que espero pronto salga a la luz. Y más aún espero se apoye desde un gobierno de cambio decente con medidas para que la gente tenga unas condiciones de vida dignas.... Y, puestos a esperar, espero que sea pronto!



Fuente de gráficos y datos propios y del informe: 
http://www.fbbva.es/TLFU/fbin/FBBVA_Esenciales_04_tcm269-567812.pdf